sábado, 25 de febrero de 2017

Charcani V: primera obra construida por Odebrecht en Perú desde 1979
A diferencia de República Dominicana y Panamá, en el Perú el gobierno ha roto totalmente con Odebrecht, reconociendo el costo altísimo de ello, y Odebrecht está contestando en los tribunales internacionales, al amparo de la legislación de las asociaciones público - privadas. Para el gobierno de Pedro Pablo Kuzsysncki, el desarrollo de Lava Jato y sus repercusiones en el Perú fueron un baldazo de agua fría, y se demuestra por las primeras reacciones del presidente, defendiendo la infraestructura construida, pero condenando la corrupción descubierta.
Odebrecht esta en el Perú desde 1979, y ha participado en la construcción de numerosas obras de infraestructura, muchas de ellas emblemáticas, como aspiración centenaria de los pueblos, como es el caso de las primeras Etapas Chavimochic (hidro energético); Olmos, entre muchos otros. Dichos proyectos de los años iniciales fueron hechos como obra publica, sin la corruptela mayor ocurrida posteriomente, con el esquema de las alianzas público - privadas.
En la actualidad, (véase Gestión, 20.2.17) Odebrecht posee (o poseía) participación en:
  • Chavimochic - III Etapa.
  • Olmos - II Etapa
  • IIRSA - Sur -- 2 tramos
  • IIRSA - Norte
  • Gasoducto Sur Peruano (ya desistido)
  • Hidroeléctrica de Chaglla
  • Metro de Lima
  • Rutas de Lima
  • Otros
La gran preocupación es que:
  • Estas obras serán retrasadas varios meses y años, hasta reformular los concursos y contratos (caso Gasoducto y Olmos II);
  • Las obras que ya están en marcha se paralizarían (caso Chavimochic III) --agravado por el congelamiento de las cuentas bancarias de Odebrecht - Perú;
  • Las concesiones ya otorgadas en proyectos terminados (casos Chaglla y Rutas de Lima) tendrían problemas en su gestión, pues Odebrecht está vendiendo -- o buscando vender -- sus participaciones a otras empresas, para enfrentar los cargos judiciales internacionales.
  • Odebrecht puede defender sus derechos en arbitrajes internacionales (como ya se anunció) pues la norma legal peruana le franquea derechos patrimoniales sobre la gestión de las concesiones y sus activos en algunos casos. 
El otro perjuicio mayúsculo es la desconfianza generalizada de la ciudadanía, pues los funcionarios de Odebrecht reconocieron haber sobornado a funcionarios de los últimos 3 gobiernos -- Alejandro Toledo, Alan Garcia y Ollanta Humala --y la investigación deberá extenderse asimismo al gobierno de Alberto Fujimori. El propio presidente Kuszysncki fué ministro de Economía de Toledo, el mas cuestionado por acusaciones directas de soborno.

Kuszysncki esta atrapado en la inacción total, salvo que establezca en los próximos meses un nuevo marco de financiamiento para la infraestructura -- una Corporación Financiera de Infraestructura, pública, con políticas hamiltonianas -- y admita francamente unirse a la política de cooperación que franquea China con su proyecto "Una franja - una ruta".
Otros links:
Odebrecht en Perú 1 
Odebrecht en Perú 2
Odebrecht en Perú 3
Odebrecht en Perú 4
25.02.17

0 comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Popular Posts

Buscar este blog

Recent Posts

Seguidores

Entrada destacada

Hamilton, primer secretario de Hacienda de los Estados Unidos

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers