martes, 21 de marzo de 2017

Escena del cruce de una calle inundada por el desborde un rio, en la ciudad de Lima
Según lo reportado por la prensa local, algunas cifras de los daños del Niño costero en Perú: (Gestión, 20 y 21.3.17)
  • 72,115 damnificados, 567,551 afectados.
  • 62 fallecidos, 170 heridos.
  • 29,166 hectáreas de cultivo dañadas
  •  5,000 km. de vías afectadas, interrumpidas por la caída de los puentes y la propia carpeta. La carretera central declarada en emergencia, la Carretera Panamericana interrumpida.
  • 404 Centros de Salud cerrados en 15 departamentos
  • 10% de la población de Lima esta en alto ni el de riesgo. Hay 273 zonas de riesgo y deslizamientos y hundimientos en Lima.
  • Abastecimiento de agua potable restringido en Lima y las principales ciudades de la costa peruana, en especial, centro y norte.
  • 40% aumentó el precio del pescado, aumentos en muchos productos.
  • Exportaciones mineras del centro del país con problemas de trasporte por interrupción del Ferrocarril Central.
  • Cinco centrales hidroeléctricas no pueden funcionar por la violencia de las aguas.
Los comentarios más perspicaces apuntan a que los riesgos se multiplicaron por la rapidísima urbanización del país. Por ejemplo, la ministro del Ambiente, Elsa Galarza, dijo que “hay necesidad de una reconstrucción diferente, con planificación de la ciudad”. La situación que vive Lima (a diferencia de 1997, donde el Niño lo sufrió el Norte del país, Lima esta vez fue muy afectada), afirmando que en zonas como Chosica (distrito de Lima en los inicios de las estribaciones andinas) no debería de haber casas en las quebradas. Las responsabilidad es de todos, dijo Galarza, tanto de las personas que compran viviendas (o invaden terrenos, NDR) en zonas de alto riesgo, hasta de los alcaldes y las autoridades del gobierno central”. Lo que está ocurriendo ahora, la activación de quebradas (cauces de flujos de agua – de origen superficial y subterráneo --de alta pendiente, generalmente, que baja de los cerros) después de 40 años, es una muestra de lo que puede pasar en el futuro.
Por su parte, el gremio constructor CAPECO, por vía de su presidente Francisco Osores, en el mismo tenor, reiteró (aludiendo a zonas de Lima Metropolitana): “las zonas pegadas al rio Rimac, al rio Chillón, algunas zonas de Lurín, Pachacamac, Punta Hermosa, Chilca, Pucusana, Chosica, Santa Eulalia, Huachipa, ¿Por qué están pobladas? (siendo de tan alto riesgo, NDR). Definitivamente hemos fallado en la prevención”.

21 de Marzo de 2017

0 comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Popular Posts

Buscar este blog

Recent Posts

Seguidores

Entrada destacada

Hamilton, primer secretario de Hacienda de los Estados Unidos

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers