martes, 23 de mayo de 2017

Ya es reconocido por las encuestas y los medios que el gobierno fracasó en toda la línea en el “destrabe” de los proyectos de infraestructura, al haber apostado – tercamente por las APP, pese a las pruebas masivas de corrupción, ligada al caso Lava Jato –Odebrecht. Además, una serie de axiomas respecto al presupuesto están llevando a pésimas decisiones; a saber:
1. "Las AFP son menos corrompibles que las obras directamente administradas por el Estado", lo cual se desmoronan por la evidencia (Chinchero, Interoceánica Sur)
2. “La población con las tarifas debe garantizar al concesionario la rentabilidad”. Este esquema presenta una gran ineficiencia, siendo el sobrecosto asumido por la población.
3. "No importa cuánto demore, siempre es mejor una APP que las obras publicas directamente administradas”. El resultado es la postergación sine die de proyectos altamente necesarios como el Túnel Ferroviario central, el Gasoducto Sur Peruano, entre otros.
4. "El criterio de priorización de la infraestructura debe ser el costo- beneficio a corto plazo” Esto podría ser entendible en una empresa privada pero no en el Estado, cuyo fin no es el lucro sinó el logro del “bien común”, muchas veces a largo plazo
5. “Las obras mas grandes y de maduración más larga se postergan indefinidamente”. Este ha sido el resultado práctico aceptado de los axiomas señalados
6. “Endeudarse para infraestructura no es deseable; pero para postergar vencimientos financieros, sí”; de hecho, el gobierno casi sin excepción, sólo se endeuda para alcanzar sus metas de déficit.
El origen de estos axiomas se hallan en las disposiciones del FMI –BM para controlar el déficit presupuestal, reflejados en la Ley de Prudencia y transparencia Fiscal Ley Nº 27245, publicada el 27 de diciembre de 1999, que compromete un techo para el déficit presupuestal y el endeudamiento relacionado. Pero, además,  los axiomas anti desarrollo lo refuerzan  la mentalidad monetarista cortoplacista del gabinete, desde PPK al Premier, banqueros de profesión y vocación.  
Apuremos los cambios para evitar un naufragio del potencial de crecimiento del país.
22-5-17

0 comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Popular Posts

Buscar este blog

Recent Posts

Seguidores

Entrada destacada

Hamilton, primer secretario de Hacienda de los Estados Unidos

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers