domingo, 2 de julio de 2017

Este es el nombre de la propuesta básica de este blog, dedicado a analizar desde una perspectiva independiente y científica  los requisitos financieros del desarrollo. En más de un año de enfocar diferentes hechos y facetas propias del tema en el Perú, pero muy semejantes a lo que viven los demás países​, bien vale concretar la idea central : la Corporación Financiera de Infraestructura, CFI.
El objetivo de la CFI propuesta es dotar de suficiente crédito público a bajas tasas de interés, por medio de esta institución pública, con participación privada.  Su papel es dotar del crédito a niveles y tasas que la banca privada sola no puede proveer, pues la infraestructura tiene largos plazos de maduración, y sus beneficios no son directamente monetarios. A qué banco privado le convendría tal arreglo? Salvo que se garanticen ingresos públicos o altas tarifas por la infraestructura, lo cual es a todas luces inapropiado.
  • La CFI se organiza por el Estado con aporte público, y por privados, y se garantizan los dividendos a los privados - en caso de no presentarse utilidades en los primeros ejercicios --  con un compromiso presupuestal. 
  • El CFI puede emitir deuda para ser suscrita por nacionales (en primer término) y extranjeros, con lo cuál puede emitir crédito a las autoridades que gerencian los proyectos, estratégicamente priorizados.
  • El Banco Central preferirá prestar al CFI a las mismas bajísimas tasas que a los bancos privados, por su garantía pública y su perfil conservador y formal.
  • El CFI puede recibir aportes extranjeros, como puede ser el caso de los bancos públicos chinos, e, inclusive, aceptar papeles de deuda gubernamental nacional, 
  • El éxito de la CFI depende de la priorización adecuada de los proyectos de infraestructura que provean productividad física a la economía, es decir, que creen plataformas económicas que difundan productividad a todo el cuerpo económico de la Nación.Eso asegurará que los préstamos realizados sean honrados, y el flujo crediticio no se detenga, sino que continúe a escala ampliada.
  • Esta productividad proveeerá así mismo una base tributaria ampliada al Estado, quien es el principal accionista  y garante de la CFI.
Los antecedentes contemporáneos del CFI se encuentran en los ejemplos hamiltonianos de la Corporación Financiera de Reconstrucción, CFR, de F. D. Roosevelt; la Institución de Crédito para la Reconstrucción, KfK, de Alemania, y el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social, BNDES, de Brasil. Hoy mismo, el sitio LaRouchePAC da a conocer una propuesta de crédito público hamiltoniano para los Estados Unidos (cuyo esquema se muestra en la imagen). 
Posible, y necesario. Urgente.
2.7.17

0 comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Popular Posts

Buscar este blog

Recent Posts

Seguidores

Entrada destacada

Hamilton, primer secretario de Hacienda de los Estados Unidos

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers