martes, 18 de julio de 2017


China Three Gorges Corporation, empresa china ligada al mayor proyecto hidroeléctrico del mundo, la Presa de las Tres Gargantas (ver imagen), estaría ofertando por la nueva Central Hidroeléctrica Chaglla, de propiedad de la cuestionada empresa brasileña Odebrecht, según un cable de Bloomberg que reproduce hoy Gestión. La operación importaría US$ 1,000 millones, y la empresa china compró ya recientemente  plantas en Brasil por US$ 1,200 millones.  No es la única operacion de la eléctrica china en el Perú, pues es el caso del proyecto de San Gabán III, en cuya construcción está interesada la misma Three Gorges Corp. y otra hidroeléctrica portuguesa, con el financiamiento del China Development Bank, que ha ofrecido tambien estudiar otros proyectos del mismo tipo. Además, una subsidiaria de la constructora y ferroviaria china CREEC, está en el estudio para construir la Central hidroeléctrica de Pucará . Chaglla es la tercera hidroeléctrica peruana por capacidad, con 456 Mw.
En noviembre de 2017, en la visita oficial de Ji Xinping al Perú, se firmó un memorándum de entendimiento por las cual las eléctricas chinas estudiarían la factibilidad de varios proyectos hidroeléctricos en el Perú. Esto se une a inversiones mineras, petroleras, gasíferas y de infraestructura masivas de las empresas chinas, centradas en el desarrollo de la minería de cobre y hierro, en operaciones ampliadas que demandan infraestructura que el Perú no tiene.  El potencial, además, es la exportación de energía, siendo el Perú el país de mayor potencial hidroeléctrico de la región. Solo en el río Marañón, como ejemplo, hay un potencial hidroeléctrico formidable, y ya fue objeto de un acuerdo peruano brasileño para su desarrollo, hasta que el proyecto se paralizó por una serie de errores y cuestionamientos ecologistas, como fue el caso asimismo de la Central Hidroeléctrica de Inambari. En Ecuador, las empresas chinas han financiado y construido 8 centrales hidroeléctrica. Perú cuenta con el Sistema de Interconexión Eléctrica Nacional, que permite dotar de energía eléctrica a todos los confines del país, en especial, atendiendo a las minas, y abre la posibilidad de la exportación de energía.
Hay un pequeño tropiezo: y es que los intereses financieros que construyeron centrales a combustible fósil en la década oscura de 1990, afirman que nuevos proyectos desplomarán el precio de la energía en el “mercado libre” que se constituyó a fin de garantizarles ingresos en dicha década.

18 de Julio de 2017

0 comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Popular Posts

Buscar este blog

Recent Posts

Seguidores

Entrada destacada

Hamilton, primer secretario de Hacienda de los Estados Unidos

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers