martes, 22 de agosto de 2017


El mega-proyecto, consistente en la irrigación de 38,500 hectáreas de tierra agrícolas, mediante el trasvase de las aguas del rio Apurimac al valle del Colca, y que incluye dos centrales hidroeléctricas, y una nueva ciudad, creando 100,000 nuevos empleos, directos e indirectos, está recibiendo su impulso final, luego de 7 años de demoras. Este proyecto fue transferido al Gobierno Regional de Arequipa, el cual lo concesionó a un consorcio privado conformado por la empresa española Cobra y la constructora peruana COSAPI, en un contrato suscrito en 2010. Una serie de conflictos comunales con la cercana Cusco, dificultades para financiar el proyecto (que requirió de prestamos del gobierno central y la Corporación Andina de Fomento) y dificultades en la expropiación de los terrenos concernidos obligaron a largas renegociaciones del Contrato, entretanto, las obras iban muy lentamente. Según Gestión hoy, en noviembre se iniciarán los trabajos del tunel trasandino y la presa de Angostura, principales estructuras del proyecto; hasta el momento, el avance de obras es del 10%.
En adición, Gestión informó ayer que la empresa Luz del Sur obtuvo la declaratoria de interés del gobierno Regional de Arequipa para ejecutar el Componente Hidroenergético Majes Siguas, consistente en las centrales hidroelectricas, Lluta y Lluclla, que significará una inversión de US$ 970 millones. Ambas centrales representaran en su conjunto 426 megawatios adicionales al sistema interconectado nacional.
22.8.17

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Una Franja y Una Ruta: la perspectiva mundial fundamental

Popular Posts

Seguidores

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers

Follow by Email