miércoles, 27 de septiembre de 2017

E
El Perú no debe rezagarse. Es importante, estimado lector, no perderse el bosque por ver el árbol. Si bien en este blog hemos mostrado el inmenso potencial del desarrollo nacional y sub regional, esto no se puede ver fuera del marco global: la transición del sistema liberal angloamericano atlanticista, al multilateralismo desarrollista concentrado en la mega iniciativa china de Una Franja, Una Ruta, (ver en blog 1, 2, ver videos)) centrado en la infraestructura conjunta, inversiones productivas y ampliación del comercio.La Franja es el conjunto de corredores de infraestructura euroasiáticos extendidos al África y extensibles a América por el Estrecho de Behring, que ya logró unir China con Europa y radiarse en todas direcciones. Pero, además, la Ruta la constituye la conexión marítima complementaria.
Lo que vemos hoy es que la iniciativa de nuestros países, que fué encabezado en su momento por Brasil, gana más adeptos e intensidad. Desde la Cumbre BRICS de Fortaleza, Brasil, en 2015, ampliada por la mayoría de los presidentes de Sudamérica, con la presencia del Presidente chino Xi Jinping, el respaldo a la iniciativa china de 2015 fue adherida por muchos otros países, como Argentina, México, Ecuador, Bolivia, Chile, Venezuela, Uruguay, Perú, Colombia, Cuba, Panamá, Haití, entre tantos otros.  Por ejemplo, el presidente de México, Francisco Peña Nieto, estuvo presente en la última cumbre de los BRICS, del cual forma parte Brasil, prominentemente; asimismo, Chile está promoviendo intensamente las inversiones chinas en su país, en reiteradas rondas de promoción en la propia China. Cuatro países de la región, Perú entre ellos, forman parte del Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura. Asimismo, Uruguay está promoviendo fuertemente la próximo Empresarial China – América Latina y el Caribe, en Punta del Este. Asimismo, Alicia Bárcena, de CEPAL, está promoviendo activamente la presencia regional en la iniciativa desarrollista. Esto no es una promesa: China ya invirtió US$ 141,000 millones en préstamos a ALC, desde 2005 (ver entrada del blog), construyendo 8 centrales hidroeléctricas sólo en Ecuador (ver entrada).
Perú, estuvo en el centro de la iniciativa con el proyecto tripartito Ferrocarril Transcontinental Atlántico Pacifico Brasil Perú, FETAB, hasta que los presidentes Temer de Brasil y PPK de Perú decidieron ante sí seguir la línea geopolítica de The Economist de Londres, y oponerse a un proyecto que insertaría a nuestros países de lleno en el desarrollo económico y comercial mundial. Sin embargo, las empresas chinas están participando activamente en las inversiones y plantean intervenir masivamente en la infraestructura física peruana, pero encuentra a un país sin liderazgo, en el contexto de una crisis general de representación política aun irresuelta. Perú carece,  a casi 200 años de su Independencia, de un proyecto nacional que incluya la infraestructura, la industrialización, la independencia financiera y su inserción mejor en los flujos comerciales mundiales.
 Tarea pendiente. Usted, ¿Qué dice?  
MAs detalles de UFUR en Asia en el video:
27.9.17


1 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Una Franja y Una Ruta: la perspectiva mundial fundamental

Popular Posts

Seguidores

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers

Follow by Email