martes, 6 de marzo de 2018


Este blog ha pretendido siempre un enfoque ciudadano y científico, eludiendo siempre los aspectos partidistas, que suelen reducir malamente el enfoque de la cosa pública. Hoy, luego de las declaraciones del encargado de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, hoy “colaborador eficaz”, de haber dado aportes a la totalidad de los expresidentes y casi todos los grupos políticos del país, es bueno hacer una síntesis de los aspectos centrales del buen gobierno y el bien común, pues es probable además que lo  mismo que se diga sobre el Perú se pueda asimismo decir, mutatis mutandi, respecto a algunos otros países de la región.
  1. Vivimos es una corrupción social, acentuada en la administración del Estado; luego de casi 5 décadas de convivencia con el narcotráfico en todos los niveles.
  2. El fracaso de la administración pública le echó más leña al fuego, al dar “justificación” para que los organismos multilaterales, como el FMI y el BM,  “privatizasen” los proyectos de inversión en infraestructura, bajo las asociaciones público privadas, APP. (ver post)
  3. El esquema corruptor de Odebrecht y similares era ad hoc a las APP, ha perjudicado gravemente el proceso de inversión pública. Gran parte del presupuesto – se estima en un 70% --  se va en pagar reparaciones a las privadas, sobrecostos, contingencias, gastos judiciales; a pesar que los “ingresos garantizados” representan tarifazos para la población y el sector productivo (ver nuestro post al respecto).
  4. El caso ha generado un peligrosísimo detenimiento de la cadena de pagos en el país, dado que muchas empresas contrataban con Odebrecht y ahora están impedidas de contratar con el Estado.
  5. Las potencias trasatlánticas, administradoras de los paraísos fiscales donde terminaba el dinero de la corrupción, vieron siempre el proceso con simpatía, hasta que decidieron que podían aprovechar asimismo  de su desmontamiento. Nótese que fue la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos la que expuso la trama Odebrecht en el momento más oportuno para la Agencia. No nos extrañemos si los fondos de inversión de lengua inglesa comienzan a comprar baratas las empresas peruanas en crisis.
La corrupción debe acabar, pero no debemos permitir que poderes foráneos nos pongan el precio a pagar.
Las personas delinquen, no las empresas como tales.
El Perú debe cortar el sistema que promueve la corrupción asumiendo la conducción del Estado del proceso de inversión pública, castigo total a la corrupción, estableciendo un Plan Nacional de Infraestructura de verdad, estableciendo acuerdos gobierno – gobierno, garantizando la pervivencia de las empresas productivas peruanas, y movilizando a la población con batallones de ingeniera cívico – militares.
6.3.18  

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Una Franja y Una Ruta: la perspectiva mundial fundamental

Follow by Email

Con la tecnología de Blogger.

Popular Posts

Indicadores macroeconómicos del Perú

PBI 2017 (INEI): US$ 211,240 Millones

PBI 2017 (BCR): US$ 214,452 Millones

Variación PBI 2017: 2.47% BCR

Variación PBI 2018 (a julio): 4.00% BCR

Inflación 2017 Nacional: 1.50% BCR

Inflación 2018 Nacional (a setiembre): 2.01% BCR

Tipo de cambio promedio bancario del primer semestre del 2018 (BCR): S/. 3.248

Tipo de cambio promedio 2017: S/. 3.26 por BCR

Deuda Externa Total (a jun 2018): US$ 75,427 millones BCRP

Deuda externa Total/PBI (a jun 2018): 10.1% BCRP

Población (a octubre del 2017 según Censo): 31’237,385 INEI

Crecimiento poblacional anual 2007-20017: 1.0% INEI

Población Urbana (2015): 77% INEI

Población Rural (2015): 23% INEI

Riesgo-País (EMBIG) al 28/08/18: 1.48 puntos

Presupuesto público 2018: S/. 157 158 747 651 por MEF

Presupuesto público 2017: S/. 142 471 518 545 por MEF

Consumo de acero por habitante 2016: 123 kg INEI

Consumo de cemento total aproximado 2017: 9600 toneladas ASOCEM

Consumo de cemento aproximado por habitante: 0,307 k.gramos. ASOCEM

Páginas vistas en total

Seguidores

Google+ Followers