miércoles, 2 de mayo de 2018

Como se ha insistido en el presente blog, la nueva realidad de la conectividad global, epitomizada en la iniciativa china de Una Franja, Una Ruta, obliga al país a un rápido regreso a la sensatez en la construcción planificada de infraestructura, con el propósito de construir: 
Corredores de desarrollo transcontinentales modernos, como plataformas económicas, con conectividad global, marítima y terrestre. El mapa que se presenta, realizado por estudiosos de la especialidad de Ferrocarriles de la Universidad Nacional de Ingeniería de Lima, da una idea precisa del Plan de Infaestructura necesaria,, 
Un corredor de desarrollo implica no sólo vías de comunicación (ferrocarriles, carreteras, puertos, hidrovías, aeropuertos); también generación y conducción eléctrica, conducción hidráulica, habilitación urbana, oleoductos, gasoductos y redes de fibra óptica.
Estos corredores no deben esperar a una demanda de mercado: deben CREAR la demanda de mercado. Es decir, la mejora en la conectividad no solo hace rentables emprendimientos antes imposibles, aumentando la inversión y luego la producción, sino que a través de los eslabonamientos productivos genera un circulo virtuoso imparable. 
Analizando por ejemplo del ejemplo de Santiago Antúnez de Mayolo y la forma como concibió la salida transcontinental a través del Amazonas unida a la generación eléctrica en el valle del Marañón, uniéndolo a los emprendimientos portuarios, siderúrgicos, y químicos, podemos percibir nuestro potencial.
Es obvio que los corredores a construir implican la creación de un sistema de ciencia y tecnología,  un consenso nacional para la industrialización a través de un Plan Nacional, y junto a ello la provisión masiva  de crédito publico, aplicando los cambios constitucionales que fueran necesarios, a fin de superar la crucial deficiencia del sector financiero local. 

El concepto de "corredor de desarrollo" como sustento al "puente terrestre euroasiático" que hoy se construye magníficamente desde el Asia, fueron el magno aporte conceptual  de Lyndon H. LaRouche, cuya obra merece un estudio detallado por las muchas preguntas que lleva aparejada, y que muestran rumbos que los países deben esclarecer y transitar buscando su desarrollo y felicidad. 
2.5.18

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Una Franja y Una Ruta: la perspectiva mundial fundamental

Popular Posts

Seguidores

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers

Follow by Email