lunes, 16 de enero de 2017


Este “argumento”, contrario al proyecto Ferrovia Transcontinental Atlántico Pacífico Brasil Perú, FETAB, originado en “The Economist” de Londres, y repetido luego en “El Comercio” de Lima, siendo falaz, descubre la pasmosa pasividad de nuestros políticos y profesionales. En especial, luego de más de 20 décadas en que, explicando nuestro subdesarrollo, nuestros mejores pensadores notaron que era más fácil llegar desde un lugar del Perú a Londres, que unir dos puntos de nuestro propio país. Luego de casi un siglo de las propuestas descentralistas, y luego de muchísimas décadas que énfasis en la integración continental, esgrimida por los movimientos sociales y políticos latinoamericanos de mayor arraigo. Luego de ser el primer país de Sudamérica en iniciar su programa ferroviario.
De hecho, ni la descentralización, ni la integración regional ni el desarrollo son posibles sin la infraestructura vial, integrada con los aspectos de energía, habilitación urbana, y manejo de aguas.  
Sin embargo, hay cuestionamientos más razonables que son atendibles: el Perú no se puede convertir en un país “puente” entre China y Brasil, dos de las dos economías más grandes del mundo. Generalmente, en los países “puente” queda muy poco del beneficio global. Por lo cual, el Perú debe generar una oferta exportable adicional en las dos direcciones, y, además, la conexión trasversal debe complementarse con la longitudinal. En general, la conectividad vial nacional debe ser transversal y longitudinal, en primer lugar, y en segundo lugar, dar lugar a una serie de “anillos” en especial ferroviarios, para articular los desintegrados ferrocarriles y sistemas carreteros nacionales.  Por ejemplo, la propuesta de planeamiento de la futura red ferroviaria, preparada en la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad Nacional de Ingeniería, Centro de Transferencia Tecnológica Instituto Vial Iberoamericano – Perú,  propone el Sistema de Anillos Ferroviarios de la ilustración.Documento completo aquí.
  
Esta propuesta, que no incluye el FETAB en forma integra, sin embargo, representa la idea que los primeros formuladores de la red ferroviaria peruana tuvieron siempre: un sistema integrado de trasporte, para unir al Perú con el Perú, pero también con el subcontinente y el mundo. 

2 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

crecimiento autoexpansivo

crecimiento autoexpansivo

Entrada destacada

Hamilton, primer secretario de Hacienda de los Estados Unidos

Popular Posts

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.