sábado, 24 de septiembre de 2016

Para entender que el Ferrocarril Transcontinental Brasil Perú es viable y rentable, debemos usar un enfoque conceptual mas amplio al mero dinero o al valor en cambio: el concepto de fuerzas productivas, que planteó el economista alemán Friedrich List (1789- 1846). List fué el ideólogo de la unión aduanera alemana, origen de la unificación alemana, y del programa ferroviario de su patria. Su principal obra, Sistema Nacional de Economía Política, de 1841, ha tenido gran impacto en toda nación que se haya dado a la tarea del desarrollo.
List señala que Adam Smith ha formulado una Teoría de los Valores en cambio, es decir, de las mercancías, con lo cual el mercado es la materia central de la  teoría económica. Pero Smith no cumplió con su promesa de explicar la causa de la riqueza de las naciones, pues la riqueza la puede perder una nación, u otra que no lo tiene la puede adquirir, pero para explicar como se forma la riqueza es necesario explicar el concepto de las fuerzas productivas. A Smith le faltó formular una Teoría de las Fuerzas Productivas para sustentar su Teoría del Valor, por lo que cae en grandes contradicciones, las mismas que, diremos, son las que impiden al "equipo económico" del actual gobierno evaluar la importancia del proyecto transcontinental. List menciona principalmente como Fuerzas Productivas a las instituciones (centralmente, el Estado nación y su promoción de la educación, investigación la salud, la defensa, la infraestructura) y las normas jurídicas. List aboga por el desarrollo industrial como la mejor manera de desarrollar paralelamente a la agricultura, contraponiendo esto, diríamos, al esquema campo - mina - puerto, que en nuestro país ya llegó a un límite. 
El proyecto ferroviario transcontinental incrementa la riqueza nacional con capital fijo social, incrementando la productividad del trabajo, pero ademas de eso, y con la presencia de las fuerzas productivas de la nación, tendrá un efecto añadido en generar la oferta adicional, interna y exportable, que movilice el esfuerzo nacional y ponga al Perú en otra dimensión económica. 
Recordemos que, en la década de 1960, cuando se deseaba construir la imprescindible Central Hidroeléctrica del Mantaro, las voces del ultraliberalismo de entonces dijeron -- como dicen ahora para el Ferrocarril --que el proyecto hidroeléctrico no era "rentable", que era muy costoso. Pero el filosofo social francés el Abate Pierre, consultado al respecto, preguntó: "¿Y por que no preguntan cual será el costo de NO hacer el proyecto?". Hoy sabemos que dicho proyecto permitió iniciar la modernización energética urbana e industrial en el Perú, sin el cual el país estaría al nivel de productividad de Haití.
¿Cuál sería el costo de NO hacer el Ferrocarril Transcontinental?


0 comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Popular Posts

Buscar este blog

Recent Posts

Seguidores

Entrada destacada

Hamilton, primer secretario de Hacienda de los Estados Unidos

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers